Despachos de Guerra // Blue li(n)es

octubre 23, 2010

El día que Arturito se intentó suicidar

Filed under: Uncategorized — despachos @ 6:36 pm

Arturito llegó a mi casa con el verano, más o menos, en forma de regalo y dentro de una minimaceta. Llegó con su flor abierta de par en par, rebosante de alegría, y por ello decidí no sacarlo al exterior con el resto de plantas, sino que opté por que se quedara conmigo, algo inusual hasta el momento; inédito. Sin duda fue una decisión generosa, pero a la vez totalmente errónea, aunque al principio no lo pareció pues al poco llegó la alegría al hogar con un nuevo miembro a la familia: la pequeña Ginebra. Y es que no lo sabíamos, pero a llegar Arturito llevaba la semilla de la vida en su interior.

Pero algo pasó luego porque Arturo (cuando me enfado con él lo llamo Arturo), taciturno, se cerró en flor, y como es muy reservado, ni siquiera sospechaba su descontento y toda la amargura que el encierro le estaba produciendo. Yo, iluso de mí, pensaba que simplemente estaba pasando la típica fase de adaptación o, tal vez, como se le veía jovencito, el típico periodo desubicado de la adolescencia sumado al problema de ser padre soltero. O tal vez fue la llegada del otoño, el maldito otoño.

El caso es que un día de la semana pasada, encontré restos de tierra encima del cenicero que le hacía de típico platito bajo el minitiesto. Lo confundí con ceniza y pensé “estos fumadores al menos podrían limpiar los ceniceros” hasta que vi que no era ceniza, sino tierra, y mis ojos miraron detrás del ordenador preparados para lo peor.

Y ahí yacía, moribundo, Arturito, que harto de todo, decidió lanzarse al vacío llevándose con él a Ginebra y dejando tras de sí un reguero de tierra. Pegué un grito que se oyó en todo el vecindario. ¡Arturo! ¡Ginebra! Pero por suerte aún no era demasiado tarde. No quiero pensar que hubiera pasado si en vez de  darme cuenta el mismo día del intento me hubiera dado cuenta, por ejemplo, cinco años después. Sin duda no lo habrían contado.

En principio pensé en volverlos a poner en el minitiesto pero al momento me dije: NO y capté el mensaje que Arturito me estaba enviando. Ahora que sabía como hacerlo, si lo volvía a poner en el minitiesto se hubiera estado tirando el resto de su existencia hasta conseguir su propósito, así que me los llevé para fuera, a Arturito y a la pequeña Ginebra, y los puse en un tiesto grande junto a un hermano gigantón que no tiene nombre pero podría ser Sir Lancelot y le dije: “Aquí estarás bien, Arturito. Cuida de Ginebra, que Lancelot cuidará de tí”.

Y ahora dar las gracias a todos los que habéis llamado preocupándoos por el estado de ambos. Creo que están bien, pero como Arturito sigue siendo igual de reservado no sé si ahora está mejor o peor, aunque yo le veo mejor aspecto. Ginebra no puede opinar porque aún no habla. Sea como sea, Arturito va a tener más difícil lo de lanzarse al vació desde su nueva ubicación. Aunque si lo consigue, esta vez le esperan varios pisos de altura y una muerte segura.

Arturito, la vida es bella. No hagas más tonterías por favor.

Os dejo con algunas fotos de Arturito y Ginebra en su nueva ubicación.

 

Arturo le da duro

 

 

Vista aérea desde un coleóptero

 

 

Detalle de Ginebra (y a ver si viene esta semana el sinvergüenza del jardinero a cortar las malas hierbas)

 

 

we're a happy family!

 

Anuncios

4 comentarios »

  1. Uff, menudo susto… Pero ha sido para bien.

    Comentario por M. — octubre 23, 2010 @ 7:18 pm | Responder

  2. Sí, ya te tendré informada. Y gracias por llamar.

    Comentario por despachos — octubre 23, 2010 @ 7:24 pm | Responder

  3. No me extraña que Arturito quisiera largarse de ahí, siempre tratándolo como un chico. Tanto tiempo contigo y no te paraste a mirarla en ningún momento?

    Comentario por sg — octubre 25, 2010 @ 9:07 pm | Responder

  4. A mi me lo regalaron con el nombre ya puesto. Jamás pensé que fuera una cactusa, aunque que tuviera un cactusito si que me extrañó un poco.

    Comentario por despachos — octubre 25, 2010 @ 9:47 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: