Despachos de Guerra // Blue li(n)es

noviembre 29, 2010

duendes

Filed under: ondas — despachos @ 10:06 pm
Tags: ,

Hey tú, mírame, ¿amigo o enemigo? Ahí va mi pistola…

 

Pues ante la avalancha de peticiones de más programas, no me queda más remedio que contentar a mi audiencia. Otro que quedó niquelao niquelao fue el especial Pixies. Por la banda de Boston, no por mí, claro.

noviembre 27, 2010

Garageland

Filed under: ondas — despachos @ 8:48 pm
Tags: ,

dureza gavestrónica que ni los ataúdes de ébano sellados con junturas de plomo

En el año 2008 mis servicios fueron requeridos para (o más bien me permitieron) ejercer de locutor en la mítica emisora de radio on line (desgraciadamente ya extinta) “Radiosister” dentro del programa “Perdidos en el Espacio” capitaneado por el gran Tutti  con mi miniespacio invasor “Barco de Locos“.

Aunque algunas cosas que grabé me dan vergüenza propia (ojalá fuera ajena), otras no quedaron nada mal, como este especial de música garage del primero de octubre. La verdad es que mi miniespacio no tenía grandes audiencias, pues solía coincidir con los partidos de la Champions League y la gente entre mi programa y el fútbol imaginad que elegía. De hecho sospecho que alguna vez no me llegó a escuchar nadie. Pero ahora tendréis la oportunidad de escucharlo sin la necesidad de que sean las ocho y media de un miércoles uno de octubre.

Hala, pues si le dais al Play de aquí debajo podréis disfrutarlo.

El locutor no, vale, pero las canciones no me negaréis que son geniales, gracias , más que nada, al asesoramiento de mi doctor de cabecera que, aparte de ejercer la medicina general, es con diferencia el mayor especialista en música de garage que conozco. Siempre que voy a que me cure un constipado salgo con un volumen del recopilatorio  Pebbles bajo el brazo.

Si os ha gustado, me lo decís en los comentarios y subiré más (aunque os adelanto que nunca hubo una segunda parte del especial de garage). Si no os ha gustado, mejor no decir nada, hay cosas que prefiero no saberlas.

Los grillos ya no cantan más desde que llegó el otoño …

noviembre 25, 2010

Alien voló sobre el nido del cuco

Filed under: iluminados — despachos @ 7:04 pm

a alien se le ocurrió antes

Ha vuelto a pasar. Todo está inventado. Aunque podría ir más lejos con “Alien voló sobre el nido de Cocoon” lo dejo. Me retiro. Ni siquiera quiero saber si soy el primero esta vez con el 3 en 1.

Para desanimaros de cualquier intentona:

.

noviembre 23, 2010

Klimt Eastwood

Filed under: casualidades — despachos @ 7:50 pm

El Klimt, el Eastwood y el Photoshop

 

Ayer leí en los comentarios de Aquí tres veces la palabra Klimt. A la primera no pasó nada, a la segunda tampoco, pero a la tercera exclamé “¡¡¡Klimt Eastwood!!!” y me reí solo, ya que tampoco había nadie alrededor para compartirlo. Pero el pensamiento no quedó ahí estancado sino que fue a más. Ahora me decía: “anda que no molaría meter a Clint Eastwood en un cuadro de Klimt con el photoshop y ponerlo en el blog para disfrute de mis lectores, y así no me reiré sólo, sino que reiremos todos”.

Así que… manos a la obra. Necesitaba una foto de un cuadro de Klimt y una foto del actor Clint Eastwood, así que puse Klimt y Eastwood en google. Pero tantas prisas llevaba por hacerlo, que lo puse seguido (o sea que en vez de poner ‘Klimt’ y luego ‘Eastwood’ puse ‘Klimt Eastwood’, que todo se os tiene que explicar) y fue entonces cuando descubrí ser la persona 3.152 a la que se le ocurría la misma gracieta y ya no me reí más.

La Moraleja es que ♪♫♪aunque nos creamos especiales todos preguntamos los nombres de las calles♪♫♪. También es una lujosa urbanización residencial muy cercana a la ciudad de Madrid.

.

 

noviembre 22, 2010

Ángel AC/BS

Filed under: iluminados — despachos @ 7:57 pm

Ángel de Ávila

¿Que habrá sido de Ángel Acebes? Sí, Acebes, aquel gran político del eficaz gobierno Aznar tan amigo de la verdad ¿lo recordáis ya? A primeros de Marzo de 2004, miu amic Ángel, ministro del interior, tuvo muchos problemas al ser malinterpretadas unas palabras suyas. Le acusaron de mentiroso los que no entedieron que no eran mentiras, sino un nuevo modo de entender la verdad que iba mucho más allá de la propia verdad; en eso fue un adelantado a su época. Todas aquellas acusaciones me pusieron muy triste, así que, junto a mi amigo Jose decidimos hacer un cartel para restaurar su imagen. Pensamos en algo que conectara con la juventud y  rebeldía de la que hacía gala, y también en unas siglas que lo identificaran, tal como estaba haciendo un personaje siniestro que nos vendían como un efecto, pero que el tiempo lo ha converitido en nuestro gran defecto. Y lo que veis aquí arriba fue el resultado de nuestros esfuerzos. Lo regalamos al grupo popular de Ávila pues el lucro no entraba en nuestros planes pero, hasta donde yo sé, jamás fue utilizado.

Ángel, si lees esto, vuelve pronto. España te necesita.

.


 

FOR THOSE ABOUT TO ROCK
♪♫♪BUM♪♫♪
ANGEL ACEBES




noviembre 21, 2010

Mar adentro / cine afuera

Filed under: sueños — despachos @ 6:07 pm

Original cartel de la película

He recibido muchas cartas de partidos políticos, algunas llamadas de operadoras telefónica y cientos de emails de spammers rogándome que hablara de la película “Mar adentro” tras la promesa que hice en la entrada sobre “LOS OTROS” Pues bien, queridos políticos, operadores y spammers, la espera ha terminado. Aquí está la reseña que la revista de cine Fantastique me publicó en su número de diciembre 2004. Después ha sido multitud de veces copiado, pero fue la primera reseña cinematográfica de la historia que contenía una poesía. Recibí una felicitación navideña pero jamás me enviaron los 200$ prometidos.

MAR ADENTRO

La historia basada en hechos reales de un tetrapléjico gallego, Ramón Sampedro, que durante veintinueve años de su vida se enfrentó a todas las anquilosadas administraciones por el derecho a una muerte digna. ¡Shhhh! Silencio, que empieza la película.
.
Y Ya lleva un rato. ¿Por qué lloran todos a la vez? Podrían llorar mejor por turnos. ¿Y eso qué suena a todo trapo es esa banda sonora tan maravillosa? Parece la de un culebrón venezolano. ¿Belén Rueda? Que siga con las series. ¿Javier Bardem? Su caracterización es lo único bueno de la película, aunque no sé que opinarán los gallegos de su acento. ¿Otra vez todos llorando? Me aburren hasta el punto que empiezo a empatizar con el protagonista, me estoy quedando tieso en la butaca. No me puedo mover. Cierro los ojos, cierro los ojos y me duermo. Y sueño, sueño que sobrevuelo por encima de las cabezas de los espectadores, y salgo, salgo por la puerta…

cine afuera, cine afuera

y en la ingravidez de mi vuelo
voy donde se cumplen los sueños
entro al cine de al lado
para ver de Indiana lo nuevo
el doctor Jones enciende la vida
con aventuras y riesgo
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo
soy yo el gran Indiana
de la pantalla en el centro
y en la escena con la chica
me susurra “más adentro, más adentro”
“que esto lo ven los niños”
la regaño sin complejos
pero me despierto en mi butaca
y en mi butaca quiero estar muerto
por seguir en este cine
soportando este engendro.
 

Y es entonces, de nuevo despierto, cuando me posiciono ferozmente a favor de la eutanasia, pero no porque se haya generado un debate en mi interior, sino porque sé que con la muerte del ficticio Sampedro terminará la película… Y aunque parezca mentira, los milagros existen, tras los ciento diez minutos más largos de mi vida, llega lo que ya pensaba que jamás verían mis ojos: el final. ¡Viva la vida! Y al rato, ya lejos del cine, sucede lo que no ha conseguido Amenábar con sus casi dos horas de almibarada producción; por primera vez me entran ganas de llorar por Ramón Sampedro, pero no porque muera en el final -junto a Titanic- más cantado de la historia, sino porque su lucha en vida por una muerte digna no se ha inmortalizado en una película digna, sino tan solo un producto simplón, maniqueo y efectista, aderezado con mucho lloriqueo y sensiblería gratuita. Y sé que cuando le recuerde sentiré tristeza por esta oportunidad fallida de seguir su lucha y forzar cambios reales en la sociedad. Lejos de la reflexión y cerca de los telefilmes de sobremesa, Amenábar se conforma con provocar lágrimas fáciles –que se acabarán secando, estériles, en los pañuelos–, con la intención de generar taquillas grandes y premios mayores.

¿Oscar de la Academia? Con lo devaluados que están, era más que previsible..

————-

Os dejo con el hermoso poema original de Ramón Sampedro, que pone la piel de gallina y quita el sentío. Ya me perdonará, allá donde esté, que lo haya tergiversado con afanes cómicos. Ramón, la culpa es de Alejandrito, que saca lo peor de mí y acabo haciendo esas cosas.

.

noviembre 20, 2010

Garfunkel and Simón

Filed under: historias_biblicas — despachos @ 4:50 pm

Ya sé que es Simon and Garfunkel, pero a mí Garfunkel me cae mejor, e hizo un impagable cameo en ‘Flight of the Conchords’. Además, ya sé que las posibilidades son remotas, pero imaginaos la cara de Paul Simon si algún día lee esto, que encima le he puesto acento al apellido para que se cabree aún  más.

El caso es que vi de nuevo “el Graduado” esta semana y como unas cosas llevan a otras, he estado escuchando canciones de este par. Y lo que he descubierto es que hay dos de esas canciones que yo jamás podré escuchar como lo hacen los demás, pues me traen recuerdos que llegan a transformar la propia canción. Os lo cuento en dos partes.

1.- LOS SONIDOS DEL SILENCIO, LA ESCUELA Y EL ♪♫♪CHU-CHU-O CHU-CHU-A♪♫♪

Esta canción es la que los simpáticos curas que tan bien me enseñaron religión decidieron que cantáramos en clase, eso sí, con una letra cristianizada para la ocasión.  ♪♫♪Padre nuestro tú que estás / en los que aman la verdad…♪♫♪ Y justo entre ese ♪♫♪Padre nuestro tú que estás♪♫♪ y ese ♪♫♪en los que aman la verdad…♪♫♪ y sucesivos, que luego seguía, fue donde mi buen amigo Pérez me hizo saber que quedaría que ni pintado un ♪♫♪chu-chu-o chu-chu-a♪♫♪.  Y no tuve más remedio que darle toda la razón del mundo, pues si hacéis la prueba veréis que en vuestro caso entre el ♪♫♪Hello darkness my old friend♪♫♪ y el ♪♫♪I’ve come to talk with you again♪♫♪ y sucesivos, que la cosa sigue, queda que ni pintado un ♪♫♪chu-chu-o chu-chu-a♪♫♪. Total, que como podréis imaginar no tuvimos más remedio que incorporar ese recién descubrimiento a las siguientes interpretaciones de la canción. Pero claro, algo tan contagioso no pasó por alto al resto de compañeros y enseguida ya fue todo el mundo el que adaptó ese goloso ♪♫♪chu-chu-o chu-chu-a♪♫♪ que casi parece increíble que no lo digan en el original del tema con lo bien que queda. Lo más curioso es que el profesor nunca nos llamó la atención por ello, y mira que por cualquier tontería ponía el grito en el cielo.

En fin, que sé que estáis deseando probarlo, vale, pero alerta que os gustará tanto que ya nunca la canción será igual para vosotros, como me pasó a mí, y declino toda responsabilidad al respecto.

.

.

2.- EL BOXEADOR, IRLANDA Y EL ♪♫♪BUM♪♫♪

Pues en mi primer y único viaje a la Irlanda profunda -estoy deseando volver- en la mayoría de pubs el grupo local que amenizaba la velada acababa, tarde o temprano, interpretando ‘The boxer” de los amigos S&G, canción que solía cantar todo el pub al unísono, como una sola voz.  Ya sabéis, o deberáis saber, que en esa canción entre los ♪♫♪lailalai♪♫♪ suenan unos ♪♫♪’bum’♪♫♪ que se supone que simbolizan los puñetazos que le dan al pobre boxeador al que cantan. Pues bien, cuando llegaba ese momento, los irlandeses (y nosotros, que nos costó poco sumarnos) se volvían literalmente locos gritando ♪♫♪bum♪♫♪ y haciendo ruido con lo que tenían más a mano: ceniceros, jarras de cerveza o simplemente pataleando. Y claro, ahora, cada vez que escucho la canción, cuando llegan los ♪♫♪bum♪♫♪ pues tengo que gritar ♪♫♪bum♪♫♪ o hacer ruido con lo más cercano que tenga sin poder evitarlo.

En fin, que ya sé que esto también estáis deseando probarlo, vale, pero alerta que os pasará igual que con los Sounds of Silence, que ya nunca escucharéis la canción con las mismas orejas. De nuevo declino  cualquier responsabilidad. Bajo vuestro propio riesgo.

.

.

Si lo anterior os ha parecido poco serio siempre le podéis dar AQUÍ

noviembre 19, 2010

El graduado en underground

Filed under: simbolos — despachos @ 7:58 pm

Dicen que esta escena de “El Graduado” esconde con más o menos disimulo un símbolo fálico. Pues no lo veo, no lo veo, no lo veo, ya lo he visto.  Y Mrs. Robinson también.

And here’s to you, Mrs. Robinson,

.

noviembre 18, 2010

4 historias bíblicas

Filed under: historias_biblicas — despachos @ 8:28 pm

#1 DAVID.

Sí, el que venció a Goliath, pero luego, ya siendo rey, cometió un pecado capital: adulterio con Betsabé, la esposa de Urías el hitita. Lo que pasó es que la vio el rey David a Betsabé en el baño y quedó prendado de ella. Claro que si esto se lo contáis a vuestra pareja, tenéis que añadir que no quedó tan prendado como yo de ti dándole más importancia a lo vuestro para evitar el drama de los celos, pero la verdad es que la cosa con David fue fuerte y os puedo asegurar que hubo misterio o sea temita o edredoning para entendernos en la casa de Urías según yo infiero aunque no debería inferir, lo sé.

¿En la carta de Hungría? ¡Yo no he dicho eso!

#2 JUDIT.

Era una viuda hebrea que estaba de muy buen ver. Un general babilónico, Holofernes, pues se coló por sus huesitos y ella, que estaba más por la guerra que por el amor, hizo ver que también estaba por él y fue así cuando la hermosa Judit venció a Holofernes, pero lo venció con caricias, no con desdenes ya que cuando lo tenía engañado del todo con su falsa correspondencia amorosa, digamos que supo cortarle la cabeza del cuello y degollarle.

¿Desdeles? ¡yo no he dicho eso!

#3 DALILA.

Sí, la mujer a la que amó Sansón y acabó siendo su perdición, y es que los filisteos, que con ese nombre ya os podéis imaginar que eran los malos, interrogaron a Dalila sobre el secreto de la fuerza de Sansón y por tres veces mintió Dalila pero a la cuarta les contó que su secreto eran sus largos cabellos que no se cortaba en cumplimiento de un voto a Dios y Dalila  infame mientras Sansón dormía  los hilos de la fuerza supo cortarle. Y aquí aprovecho para daros un consejo pues me gustaría que esto anterior sirva de aviso, que  a mayor confianza, mayor peligro.

¿Lalila? ¡Yo no he dicho eso!

#4 ABSALÓN.

Se trata de uno de los hijos de David (ver #1) Era una especie de Jon Bon Jovi de la época, pues era apreciado por su belleza y por su larga melena. Absalón presumía de sus cabellos, que no le competían ángeles bellos. Pero, desgraciadamente fueron estos cabellos los que acabarían con él pues huyendo en una batalla se quedó su melena enredada en unos árboles lo que los malos aprovecharon para atravesarlo con  una lanza. Y aquí os daré otro consejo a los que lleváis melenita y os creéis tan guapos mientras los barberos tienen que cerrar por falta de clientela, pues que os sirva de aviso, que sus cabellos fueron su precipicio.

——————-

Y hasta aquí las cuatro historias bíblicas. Mañana examen. Bah, no os quejéis, que tengo un truco para que lo memoricéis fácilmente. Se trata que os aprendáis la letra de esta canción:

.

noviembre 17, 2010

Sonrisas y kiwis

Filed under: kiwis — despachos @ 7:34 pm

Ayer me comí por primera vez un kiwi con un estilo que copié de una compañera de trabajo de ésas de la fiambrera & pieza de fruta y que por ella llamaré estilo María, aunque supongo que ni lo habrá inventado ella ni se debería catalogar como estilo.

Para comer un kiwi al estilo María se necesita un cuchillo y una cuchara de postre, y consiste en hacer un corte horizontal al kiwi y comerse el contenido como si fuera un yogur. Limpio y rápido, como un crimen de Dexter.

Sí, ya sé que ya lo conocíais, pero no se os había ocurrido ponerle nombre, así que ahora ya sabéis como se llama esa manera de comerse el kiwi.

Y hablando de kiwis, siempre cuando corto un kiwi por la mitad me acuerdo de cuando, hace muchos años, trabajaba en una empresa de diseño y en una comida de trabajo uno de los dibujantes tras cortar su kiwi por la mitad, probablemente para comerselo al estilo María me dijo: “los kiwis han sido creados para ser dibujados, fíjate”:

kiwi 🙂

y es bien cierto, si yo fuera dibujante sólo dibujaría kiwis, bodegones con kiwis, paisajes de kiwis, puestas de kiwis verdáceas sobre el azuloso mar.

Siguiendo con el tema kiwis, una vez una amiga chilena llamada Jana me dijo por MSN que era imposible decir kiwi sin sonreír. Y ya me tenéis a mi diciendo y diciendo ‘kiwi’ delante de la pantalla del ordenador, justo como lo estáis haciendo vosotros ahora mismo. ¿A qué no se puede decir sin sonreír? Sí claro, vete a comprar kiwis diciéndolo como lo acabas de decir y a ver que te dan.

En fin,  el tema kiwi no da para más. Solo añadir para acabar que a los neozelandeses los llaman kiwis. Y lo tercero más importante que ha dado ese país son los Flight of the Conchords, con los que os dejo, y esta vez no tenéis que reflexionar sobre nada, pero podéis seguir diciendo kiwi hasta que os canséis. ¿Lo segundo? El señor de los anilllos. ¿Y lo primero? Pues los kiwis, que va a ser.
.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.