Despachos de Guerra // Blue li(n)es

diciembre 23, 2010

John Wayne Gacy jr.

Filed under: celebracions — despachos @ 5:21 pm

¿un vecino cualquiera?

.

¿Ya habéis pensado las últimas palabras que diréis antes de morir? Casi mejor improvisarlas, porque según en que circunstancias nos pille la dama de la guadaña tal vez sólo nos alcance para decir: ¡Urgh! ¡Argh! ¡Enfermera! ¡Ay!… El que tuvo tiempo en el corredor de la muerte para pensarlas mientras esperaba ser ajusticiado con una inyección letal fue John Wayne Gacy. El 10 de mayo de 1994 tendría la oportunidad de decirlas: ¡Besadme el culo!

.

¿Cómo están ustedes?

.

¿Y su crimen? A pesar de su dulce apariencia, era famoso por amenizar fiestas de niños disfrazado del payaso Pogo, cuando la policía registró su casa como sospechoso de asesinato encontró 3 cadáveres en avanzado estado de putrefacción en el sótano. Luego encontrarían 25 cuerpos más enterrados en el jardín y aun 5 más en un río cercano. Todos ellos habían sido torturados hasta la muerte por este ejemplar ciudadano de Chicago, John Wayne Gacy, con tanta eficiencia como la que dedicaba a los negocios. Y es que, según sus propias palabras, existían cuatro Johns en uno: “el contratista, el vecino, el payaso… y el asesino”.

.

John Wayne Gacy visto por sí mismo

.

Tampoco quiero justificarlo, pero a los once años John Wayne Gacy se golpeó la cabeza con un columpio lo que le provocó un coágulo en el cerebro que no sería descubierto hasta cinco años después. Algo se rompió ahí dentro.

.

Ahora la ley ¡actúa!

.

Os cuento todo esto para bajaros la euforia de la Navidad, que os veo muy contentos y no hay para tanto. Y también para si algún día venís por casa, miréis debajo de las tablas del suelo… por los secretos que tengo escondidos.

Os dejo con la estupenda canción que le dedicó Sufjan Stevens y la letra traducida para que la cantéis en estos días tan señalados junto a vuestros seres más queridos.

.

.

Su padre fue un bebedor y su madre lloraba en cama
Plegando las camisetas de John Wayne cuando el columpio golpeó su cabeza.
Los vecinos lo adoraban
Por su buen humor y su conversación
Mirad debajo de la casa
Y encontrad las pocas cosas vivas, pudriéndose rápido, en sus sueños
de los muertos
27 personas
Puede que más, eran chavales, con sus coches, sus trabajos de verano
Oh, Dios mío.
¿Eres tú uno de ellos?
Se vestía de payaso para ellos
Con su cara pintada de blanco y rojo
Y portándose de la mejor manera posible
En la cama de una habitación oscura los besó a todos
Habría matado diez mil personas
Con la ligereza de su mano, corriendo lejos, corriendo rápido hacia la muerte
Les quitó a todos sus vestidos
Les puso un trapo en los labios, manos calladas, beso callado en la boca
Y portándome de la mejor manera posible
Yo soy igual que él
Mirad debajo de las tablas del suelo
Por los secretos que tengo escondidos.

.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Una de mis favoritas de Sufjan, sin duda.
    El otro día vi en tumblr una foto de este tipo, vestido de payaso, con una niña rubia en brazos. El pie de la foto rezaba: Mi madre y John Wayne Gacy.
    La gente es muy morbosa.

    Comentario por CaradLuna — diciembre 23, 2010 @ 8:27 pm | Responder

    • la gente que parece más normal es la que nos tendría que dar más miedo.

      Comentario por despachos — diciembre 23, 2010 @ 8:38 pm | Responder

  2. Este post si que nos ha gustado. Viva Cristo Rey.

    Comentario por nena daconte — diciembre 24, 2010 @ 10:08 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: