Despachos de Guerra // Blue li(n)es

marzo 19, 2011

QUE PAGUI PUJOL

Filed under: diamantes y herrumbre — despachos @ 8:06 pm

Entro al Metro por una de esas bocas que no tienen personal. Sólo una máquina de entrada abierta con un un señor de Metro delante. “Está estropeada, pasa sin validar el billete, luego a la salida, si te acuerdas, lo validas, y si vienen los revisores les cuentas esto”. No digo nada y entro. Mientras espero el metro ya en el andén pienso “estaría divertido que vinieran los revisores, y no me creyeran”  y aunque no soy de soluciones imaginativas si soy de imaginación apocalítpica, así que  empiezo a pensar “y si me han tendido una trampa” “y si es una nueva treta del ayuntamiento para recaudar”. Ahora me podría inventar algo en azul pero va, no colaría, no han venido,  aunque él que se ha colado he sido yo, jejeje, y por lo legal. Me ha recordado esos tiempos en que gritábamos “que pagui Pujol” y todos pa’ dentro.

Bueno, os adelanto que a la salida si me he acordado de que el señor me ha dicho que tenía que  validar el billete pero ¿lo habré hecho? la solución en los comentarios.

marzo 7, 2011

prison break

Filed under: iluminados — despachos @ 9:55 pm

De niño, sucedió más veces de las necesarias que volvía del cole y, sin llaves, padres trabajando y hermanos a saber donde,  me encontraba atrapado ante la puerta de mi casa. Era como estar en la cárcel pero del otro lado del muro. Así que para combatir el aburrimiento un día tuve una genial idea: inscribir con algún objeto punzante “SOBREÁTICO” sobre la piedra, así la gente sabría al llegar arriba del todo que, efectivamente, llegaron al sobreático.  Inspirado nada más y nada menos que por el arte rupestre de Altamira pero usando una tipología que más bien recuerda a los números de las calculadoras, me puse manos a la obra y aquel primer día de trabajo tuve tiempo de escribir SOBR antes de que llegara mi madre. Conmigo la Sagrada Familia se habría acabado en dos días. Le enseñé orgulloso mi obra y no os lo vais a creer. En vez de felicitarme, me regañó ¡Qué mundo éste! Así que, incomprendido, decidí dejar mi obra inacabada para evitar males mayores. Ese era mi castigo al mundo. Jamás verían la palabra completada.

Y muchos años después, ahí sigue, esperando que alguien la termine. Yo ya no vivo ahí, pero no pierdo la esperanza de que algún infante quede algún día atrapado fuera de su casa y termine mi obra.

marzo 6, 2011

cerdos que importan

Filed under: cerdos — despachos @ 7:28 pm

 

Ahí va la pregunta:

¿Cual de estos dos cerdos es más importante?

Y porqué, claro. Quiero que razonéis bien la respuesta. Nada de digo uno y tengo el cincuenta por ciento de acertar. Venga, dadle al coco que para eso lo tenéis.

¿ya?

La respuesta correcta está en los comentarios. Suerte. Aunque en realidad no es una cuestión de suerte, es cuestión racional.

 

marzo 2, 2011

¿tienen trajes de camuflaje?

Filed under: danzas confundidas — despachos @ 8:47 pm

– Tener tenemos, pero hace un año que los busco y nada.

marzo 1, 2011

Dime quién soy

Filed under: cuestiones — despachos @ 9:09 pm

No debería reírme de mis propios chistes, pero es que por este me han dado un ocho. Pues nada, una compañera de trabajo, precisamente la que me dijo que le gustaban los libros de misterio (“y no la porquería que escribes tú”, bueno eso no lo dijo pero lo leí entre lineas) tenía el libro que veis arriba encima la mesa, y le he dicho:  “¿Dime quien soy? Eres Julia Navarro. Misterio resuelto.  Te acabo de ahorrar…. (y entonces he mirado las páginas que tenía semejante tocho)  1097 páginas.

¿És bueno eh? un ocho, ¿no?

Blog de WordPress.com.